Hay diferentes tipos de cafés que se preparan con una pequeña parte de licor. El puesto de las variedades más pedidas y más conocidas de este tipo de preparación de café se lo disputan el carajillo o el café irlandés. Hoy traemos tres completas recetas en nuestro recetario del blog de Cafés Mocaibo.

Café Irlandés

Necesitamos un expresso largo más bien cargado, una cucharada de azúcar moreno y un chorro de whisky (la cantidad es al gusto).

Calentamos la copa. Ponemos el azúcar y el whisky y añadimos el café, removiendo hasta que el azúcar quede completamente disuelto.

Con mucho cuidado (para que no se mezcla) ponemos la crema o nata montada por encima y decoramos con unos granos de café, canela molida, cacao en polvo… al gusto.

Café al caramelo

Necesitamos café solo, 1 cl de caramelo, 1 cl de amaretto (Disarono) y hielo picado.

La preparación es muy sencilla. Introducimos todos los ingredientes en un coctelera. Batimos bien en la coctelera y servimos en copa fría con decoración al gusto.

Barraquito

Es parecido al leche y leche canario pero lleva más ingredientes: Leche natural, Leche condensada, Café, Canela, Corteza de limón, Canela en polvo y Licor 43.

Una vez que tenemos todos los ingredientes, cogemos un vaso de caña un poco más fino y alargado. En el fondo colocamos la leche condensada, añadimos con ayuda de una cuchara primero el licor 43 y luego el café. Añadimos la crema y con cuidado vertemos la leche para que se mezcle suavemente con el café.

Por último decoramos con una ralladura de limón y con un poco de canela en polvo.

 

Estos tipos de cafés pueden venir bien para arrancar en una tarde noche que se prometa extensa. O bien, al estilo Bloody Mary, para comenzar una mañana tras una noche más alegre de la cuenta, o eso dicen…