Cafés Macaibo, más reconocida en el mercado de la Hostelería como Cafés Mocaibo, inaugura su Escuela de Hostelería particular, en la propia fábrica de Utrera.

El objetivo de esta fuerte inversión es el de formar a los camareros de nuestros clientes y a los propios clientes en el arte del buen café. Se iniciará con un curso de 6 horas en un mismo día y con un máximo de cuatro personas. Cada semana se impartirá el curso a alumnos diferentes.
En el seno de la misma empresa hemos estado formándonos hasta ser unos baristas cualificados, para poder trasmitir esos conocimientos a todos los alumnos que deseen ser formados.

La única empresa torrefactora de café 100% utrerana sigue creciendo en todas las ramas. Tiene distribución en diferentes provincias de Andalucía, sobre todo en Sevilla, Cádiz, Málaga y Huelva.

Para que la taza de café sea ideal se necesitan tres variables. La primera es un buen producto. Tras viajar a Sudamérica en búsqueda de las mejores plantaciones y granos de café con el objetivo de tener el mejor café de todo el mercado.

La segunda es una buena maquinaria y puesta a punto para un buen funcionamiento. Por ello, en Cafés Macaibo se invierte en un servicio técnico cualificado, efectivo y rápido. Además, por supuesto, de trabajar con las mejores marcas de molinos y máquinas de café.

La última variable es el camarero. Más que un camarero debe ser un barista, un profesional del café. Debe saber ajustar la molienda, mantener limpio el equipo, controlar la caída del café y saber extraer en la taza todo el sabor, aroma y propiedades. Y eso, precisamente, serán las enseñanzas que se impartirán en la Escuela de Hostelería de Cafés Mocaibo.

¿Qué es un barista?

Un barista es el profesional especializado en el café de alta calidad, que trabaja creando nuevas y diferentes bebidas basadas en él, usando varios tipos de leches, esencias y licores, entre otros. También es el responsable de la presentación de las bebidas y completando su trabajo con el arte del latte.

La palabra «barista», cuyo origen se puede encontrar en el idioma italiano, hasta hace poco era desconocida, pero con su constancia, preparación y conocimientos ha cogido fuerza y se ha consolidado como una profesión en la cultura del café.