Imagen vía 20 Minutos.

Uno de los baristas más conocidos de nuestro país, es Kim Ossenblok. Este profesional del café, autor del libro ‘¡Al Grano!’, divulgó en su blog de café una bebida que podemos preparar de forma sencilla y que nos hará beber café de manera muy diferente: el café tonic.

Esta bebida ha sido aún más conocida gracias a este barista, aunque también es cierto que ya empezó a ponerse de moda hace unos años.

El café, normalmente, nos sirve en nuestras citas, cócteles o galas como un postre al final del evento. Pero también podemos servir este café tonic a la hora del aperitivo.

Prepararlo es muy sencillo:

Hacemos un expresso y le añadimos un hielo y dejamos enfriar. En un vaso a parte añadimos hielo picado y la tónica. Vertemos el café en último lugar. Podemos decorar con algún fruto rojo.

Eso sí, si el café es de un tostado menor, ello nos dará como resultado una bebida más aromática y floral que combinará mejor con la tónica, que tiene su particular amargor y dulzor.

Una bebida refrescante, diferente y muy sencilla para un aperitivo veraniego.